Campos de Estrellas

Archivo para la categoría "mro"

Descubiertos cambios periódicos en la atmósfera de Marte

con 2 comentarios

MRO, el orbitador de la NASA, ha descubierto que el volumen de la atmósfera de Marte cambia dramáticamente a medida que la inclinación del eje del planeta varía. Este proceso puede influir en la existencia de agua líquida, si es que ésta existe en la superficie marciana, e incrementar la frecuencia y la severidad de las tormentas de polvo.

Los investigadores han identificado un gran depósito de dióxido de carbono congelado, o hielo seco, en el polo sur del planeta rojo. Los científicos sospechan que gran parte de este dióxido de carbono se incorpora a la atmósfera del planeta, cuando Marte aumenta su inclinación. Los resultados se publicarán en la revista Science.

El depósito recientemente descubierto tiene un volumen de casi 12.000 kilómetros cúbicos, similar al del Lago Superior. Se estima que contiene como mucho un 80% de dióxido de carbono adicional al ya existente en la atmósfera marciana. Hundimiento de algunas de sus partes, causados por la sublimación del hielo seco, además de otros indicios, sugieren que el depósito se encuentra en la fase de disipación, y por tanto añadiendo gases a la atmósfera. La atmósfera de Marte es casi en un 95% de dióxido de carbono, en contraste con la atmósfera de la Tierra, en la que el dióxido de carbono es menos de 0,04%.

MRO, depositos de CO2Imagen de radar que muestra una sección de los depósitos de hielo de agua y de hielo seco.
Image credit: NASA/JPL-Caltech/Sapienza University of Rome/Southwest Research Institute.

“Ya sabíamos que se trataba de pequeña capa de hielo de dióxido de carbono sobre la capa de hielo de agua, pero este depósito tiene alrededor de 30 veces más hielo seco de lo estimado previamente,” dijo Roger Phillips, del Southwest Research Institute en Boulder, Colorado. Phillips dirige el equipo del radar de la MRO, y autor principal del informe.

“Hemos identificado el depósito como hielo seco tras determinar que la firma obtenida con el radar, se ajusta a las características de transmisión de las ondas de radio del dióxido de carbono congelado, mucho mejor que a las características del agua congelada”, dijo Roberto Seu de la Universidad La Sapienza de Roma, que también dirige el equipo de radar y es coautor del nuevo informe. La evidencia adicional provino de correlacionar el depósito con las características visibles de sublimación típicas en el hielo seco.

“Cuando se tiene en cuenta este depósito, vemos que a grandes rasgos, en el momento actual, la mitad del dióxido de carbono de Marte se encuentra congelado y la otra mitad en la atmósfera, pero en otros momentos podemos encontrar que casi todo se encuentre congelado o casi todo en la atmósfera”, dijo Phillips.

Un aumento ocasional en la atmósfera incrementaría los vientos, levantando más polvo y produciendo mayores y más intensas tormentas de polvo. Otra consecuencia sería el aumento de la superficie del planeta en la que el agua líquida podría mantenerse sin evaporarse. Los modelos basados en la variación conocida de la inclinación del eje de Marte sugieren que se pueden producir varaciones en la masa total de la atmósfera del planeta cada 100.000 años como mucho.

Los cambios en la densidad atmosférica causada por el aumento de dióxido de carbono también pueden incrementar algunos de los efectos producidos ​​por la inclinación. Los investigadores han incorporado la masa de dióxido de carbono del depósito, a los modelos del clima para el período en el que la inclinación de Marte, y las particularidades de su órbita, maximizan la cantidad de luz del Sol que alcanza el polo sur. Encontraron que en esos momentos, a nivel global, la presión atmosférica media es superior en aproximadamente un 75% al nivel actual.

“Una inclinación de Marte con una atmósfera más densa de dióxido de carbono provoca un efecto invernadero que trata de calentar la superficie marciana, mientras los gruesos y permanentes casquetes polares tratan de enfriarlo”, dijo el coautor Robert Haberle, científico de la NASA en el Centro de Investigación Ames en Moffett Field, California “Nuestras simulaciones muestran que los casquetes polares enfrían más de lo que consigue calentar el efecto invernadero. A diferencia de la Tierra, que tiene una atmósfera densa y húmeda que produce un fuerte efecto invernadero, la atmósfera de Marte es demasiado delgada y seca como para producir un fuerte efecto invernadero como el de la Tierra, incluso cuando se duplica el contenido de dióxido de carbono.”

Noticia original.

Escrito por Felipe

22 abril, 2011 a 16:58

Escrito en marte, mro

Seguir

Get every new post delivered to your Inbox.