Campos de Estrellas

La Nebulosa del Aspersor de Jardín

La Nebulosa del Aspersor de Jardín

ESA/Hubble & NASA

El Universo está repleto de objetos misteriosos, muchos de ellos tan extraños como bellos. Entre estos objetos las nebulosas planetarias son probablemente uno de los más fascinantes. Ningún otro tipo de objeto presenta una variedad tan grande de formas y estructuras. El telescopio espacial Hubble nos ofrece esta semana una imagen llamativa de Hen 3-1475, una nebulosa planetaria en proceso de formación.

Las nebulosas planetarias deben su nombre a que cuando se observaron con los primeros telescopios se asemejaban a planetas, aunque en realidad no tienen nada que ver con un planeta, son brillantes estructuras de gas que se están expandiendo, y tienen su origen en estrellas similares al Sol que han llegado al final de sus vidas. Deben su intenso brillo a la radiación proveniente del núcleo caliente y compacto que queda cuando la estrella expulsa su envoltura exterior de gas. La radiación que emite el núcleo de la estrella es lo suficientemente potente como para ionizar el gas de estas estructuras y hacerlo brillar.

Cada nebulosa planetaria es compleja y única. Hen 3-1475 es un gran ejemplo de una nebulosa planetaria en proceso de formación, una fase a la que los astrónomos denominan nebulosa protoplanetaria.

Dado que la estrella central aún no ha expulsado por completo su envoltura de gas, la radiación que emana de ella no es suficiente para ionizar el gas y hacer brillar el gas que ya ha expulsado. El gas que vemos resulta visible porque refleja la luz de la propia estrella. Cuando la envoltura de gas de la estrella sea expulsada por completo, esta envoltura comenzará a brillar y se convertirá en una nebulosa planetaria.

Hen 3-1475 se encuentra en la constelación de Sagitario, a unos 18.000 años luz de nosotros. La estrella central es más de 12.000 veces más luminosa que nuestro Sol. Su rasgo más característico es un espeso toro de polvo que se encuentra alrededor de la estrella, y dos chorros en forma de S que salen de las regiones polares de la estrella. Estos chorros son grandes emisiones de gas que se mueven a cientos de kilómetros por segundo.

La formación de estos chorros bipolares ha desconcertado a los astrónomos durante mucho tiempo. ¿Cómo puede una estrella esférica formar estas estructuras complejas? Estudios recientes sugieren que la forma característica del objeto y el flujo de gas a gran velocidad son creados por una fuente central que expulsa chorros de gas en direcciones opuestas siguiendo un movimiento de precesión que dura mil años. Se comporta como un enorme aspersor de jardín que gire lentamente en mitad del cielo. No es de extrañar que los astrónomos hayan apodado a este objeto como la “Nebulosa del Aspersor de Jardín” (“Garden-sprinkler Nebula”).

Esta imagen fue tomada con la Wide Field Camera 3 del Hubble, que nos permite estudiar este objeto con una resolución significativamente mayor que en observaciones anteriores con la Wide Field Planetary Camera 2 (heic0308).

Fuente: A cosmic garden sprinkler.

About these ads

Written by Felipe

8 octubre, 2012 at 15:19

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: