Campos de Estrellas

Evidencias de agua líquida en la luna Europa

con un comentario

Datos de la misión Galileo de la NASA han proporcionado pruebas de la existencia de bolsas de agua líquida bajo la superficie helada de Europa, una de las lunas de Jupiter. El volumen de agua encontrada en estas bolsas equivale al de los Grandes Lagos de Norteamérica.

Los datos sugieren que hay un significativo intercambio entre la corteza helada de Europa y el océano que se encuentra por debajo. Esta información refuerza los argumentos de que el océano que se encuentra bajo la superficie de Europa es un hábitat potencial para la vida. Los hallazgos aparecen publicados en la revista científica Nature.

Superficie de Europa y JupiterImagen: NASA/JPL-Caltech.

La nave espacial Galileo fue lanzada a Júpiter por el transbordador espacial Atlantis en 1989. Esta misión ha proporcionado numerosos descubrimientos, así como datos que serán analizados durante décadas. La misión Galileo estudió Júpiter, el planeta más masivo del Sistema Solar, y algunas de sus lunas.

Uno de los hitos más importantes de la misión fue deducir la existencia de un océano de agua salada bajo de la superficie de Europa. Este océano es lo suficientemente profundo como para abarcar toda la superficie de Europa y contiene más agua líquida que todos los océanos de la Tierra juntos. Sin embargo, al estar lejos del Sol, la superficie del océano está completamente congelada. Los científicos piensan que esta capa de hielo tiene decenas de kilómetros de espesor.

“Una de las opiniones de la comunidad científica ha sido que si la capa de hielo es gruesa, eso sería malo para la biología. Podría significar que la superficie no se comunica con el mar que hay por debajo”, según Britney Schmidt, autora principal del estudio. “Ahora vemos evidencias de que se trata de una capa de hielo gruesa que claramente se puede mezclar, así como nuevas pruebas de la existencia de gigantescos lagos poco profundos. Esto podría hacer que Europa y su océano sean más habitables.”

Schmidt y su equipo se centraron en dos imágenes de Galileo de aspecto circular y bacheado de la superficie de Europa que se conocen como terrenos de caos. Basándose en procesos similares de la Tierra, como las plataformas de hielo y los glaciares que hay sobre volcanes, desarrollaron un modelo de cuatro pasos para explicar cómo se generan estas formaciones. El modelo resuelve varias observaciones contradictorias, que en algunos casos parecían sugerir que la capa de hielo era gruesa y en otros que era delgada.

Bolsa de agua en EuropaImagen: Britney Schmidt/Dead Pixel VFX/Univ. of Texas at Austin.

Este nuevo análisis muestra que las características de caos observadas en la superficie de Europa pueden producirse por mecanismos que implican un intercambio entre la capa de hielo y el lago subyacente. Esto proporciona un mecanismo o modelo para la transferencia de nutrientes y energía entre la superficie y el vasto océano, cuya existencia bajo la superficie ya se había deducido con anterioridad. Se considera que esto aumenta el potencial para la existencia de vida en Europa.

Los autores del estudio tienen buenas razones para creer que su modelo, basado en observaciones de Europa hechas por Galileo, y de las capas de hielo de la Tierra, es correcto. Sin embargo, debido a que los lagos se encuentran bajo la superficie, la única confirmación real de su presencia vendrá dada por una futura misión que pueda explorar la capa de hielo de la luna Europa. Dicha misión obtuvo la segunda mayor prioridad, en la categoría de misión de tipo Flagship, en la reciente encuesta del National Research Council’s recent Planetary Science Decada, y está siendo valorada por la NASA.

“Esta nueva comprensión de los procesos en Europa no habría sido posible sin la base de los últimos 20 años de observaciones sobre las capas de hielo y plataformas de hielo flotantes de la Tierra”, dijo Don Blankenship, coautor y científico de investigación senior en el Institute for Geophysics, donde dirige estudios mediante radar de las capas de hielo de la Tierra.

Galileo fue la primera nave espacial en medir directamente la atmósfera de Júpiter y realizar observaciones a largo plazo del sistema joviano. Fue también la primera en sobrevolar un asteroide y descubrir una luna alrededor de un asteroide. La NASA extendió la misión tres veces para aprovechar las capacidades científicas de la sonda, y finalmente la puso en rumbo de colisión con la atmósfera de Júpiter en septiembre de 2003, para eliminar cualquier posibilidad de que cayese sobre Europa.

Terrenos de caos de Europa.

NASA Probe Data Show Evidence of Liquid Water on Icy Europa.

Escrito por Felipe

16 noviembre, 2011 a 20:24

Escrito en europa

Una respuesta

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. [...] Evidencias de agua líquida en la luna Europa, y de que el oceáno existente bajo la superficie puede llegar a interactuar con la materia de la superficie. [...]


Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

Logo de WordPress.com

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Cambiar )

Connecting to %s

Seguir

Get every new post delivered to your Inbox.